La Abominación Desoladora

Es el vacío o desolación del Lugar Santo, es abominado por Dios. Es el estado espiritual del creyente bajo la influencia de las tinieblas en su alma y de la iglesia “hombre-céntrica”, esto es donde Jesucristo no es el centro, y es sustituído por el mismo hombre. La abominación desoladora es el anticristo.