Verdadera Imagen

Su imagen no está lejos, cerca está, en tu corazón y en tu boca. La imagen del Dios verdadero está en nosotros, somos como nuestro modelo celestial, pertenecemos al orden o imagen del Nuevo Hombre.